El “sindrome del corazon roto” se asocia al control de las emociones por el cerebro.


GEN Genetic Engineering & Biotechnology News

Marzo 5 de 2019. –Científicos en Suiza han identificado por primera vez una conexión entre como varias regiones del cerebro se comunican entre ellas y el síndrome de Takotsubo, una condición rara que también se conoce como el síndrome del “corazón quebrado”.  El grupo comparo las imágenes del cerebro por resonancia magnética (IRM) de pacientes con el síndrome de Takotbuso con pacientes normales.  Ellos encontraron que las partes del cerebro que controlan la motivación y las emociones, y las que están envueltas en el control autonómica de la función cardiaca, no se comunican bien en las personas con el síndrome de Takotsubo.  Esto sugiere que el cerebro esta envuelto en los mecanismos que causan la enfermedad cardiaca.

El grupo liderado por el Dr. Templin, publico sus resultados en la revista European Heart Journal en un artículo con el título “Procesos límbicos y autonómicos alterados soportan un eje corazón-cerebro en el síndrome de Takotsubo

este es el corazón Takotsubo mostrando la forma típica que asemeja una trampa japonesa para pulpos.

El síndrome de Takotsubo es un desorden raro y potencialmente fatal que ocurre cuando el músculo cardiaco se debilita súbitamente causando la dilatación del fondo del ventrículo izquierdo.  Esto resulta en un corazón en forma de “trampa para pulpo” en japones -tako-tsubo—por lo que se adoptó ese nombre para la enfermedad.  Los síntomas incluyen dolor del pecho y falta de respiración, y la enfermedad puede llevar a un ataque del corazón y muerte.  Noventa y nueve por ciento de los casos ocurren en mujeres.  El síndrome fue descrito en 1999; evidencia se ha acumulado indicando que la enfermedad es desencadenada por angustia emocional o por reacción a momentos felices, de ahí su nombre coloquial de síndrome del corazón quebrado.

El cerebro y el corazón están conectados en formas que no se habían imaginado antes. Aquí se muestra dentro del corazón una trampa japonesa para pulpos, de donde el nombre del síndrome de Takotsubo se deriva dada la figura del “corazón quebrado,” con sus conexiones con el cerebro.

Los científicos demostraron diferencias entre pacientes y controles normales en el sistema límbico cerebral que incluye la ínsula, la amígdala, la corteza cingulada, y el hipocampo.  Todas estas regiones contribuyen al proceso de las emociones en el sistema nervioso central.  Con la comparación de las imágenes por resonancia, los investigadores identificaron disminución en la fuerza de la comunicación (hipoconectividad) entre el nivel cerebral central y otras redes del cerebro.  Específicamente, las regiones del cerebro que se cree controlan las respuestas al estrés se comunicaban menos entre ellas en los pacientes con el síndrome de Takotsubo que entre los participantes controles.  Esto sugiere que “…el descenso en la comunicación puede afectar negativamente a la forma en que los pacientes responden al estrés y hacerlos a ellos mas susceptibles a desarrollar la enfermedad,” como sugirió el Dr. Templin.

El estudio ofrece un punto de comienzo para entender que otros factores están envueltos en el síndrome del “corazón quebrado.” Estudios adicionales son ahora necesarios para establecer si hay realmente una relación causa-efecto entre los cambios encontrados en las regiones que controlan las emociones en los humanos y la enfermedad de Takotsubo.  Ojalá estos descubrimientos puedan traducirse un día en estrategias para el diagnóstico, prevención y tratamiento que mejoren el cuidado de los pacientes afectados con estas enfermedades raras..

Traducido por Rebecca Mardach, MD para AvanceGen Consultants.
Leer mas: https://bit.ly/2NSVdiy


Sobre nosotros

AvanceGen cree en la importancia de informar muy bien a las personas que van a tener exámenes de laboratorio genómico para que tengan una visión clara de cual es información que se va a obtener cuando se estudian las variaciones genómicas de un individuo...
Ver más [+]